16.10.09

Este entrada la escribiré en castellano

para todos los amigos de esta bitácora que no vivís en Galicia.
Porque, en Galicia, tan sólo los gallego-hablantes tienen sobradamente demostrado su bilinguismo: manejamos con soltura dos códigos linguísticos (al menos!) y, al tiempo que comprendemos perfectamente lo que se nos dicen en castellano, no tenemos problema en cambiar de registro si nuestro interlocutor así lo requiere.
Esta conducta bien educada nos ha llevado hasta las cuerdas: se nos exige por obligación aquello que ofrecemos por educación.

Quienes enarbolan la bandera del bilinguismo (armónico o no) jamás están dispuestos a cambiar de registro: hablan un sólo idoma.

Como de otro modo no os vais a enterar, ya que los medios de comunicación no dirán apenas nada, os cuento que este domingo en Compostela habrá una manifestación para reclamar nuestros derechos linguísticos: en el médico, en El Corte Inglés, en Carrefour, en el notario... en la iglesia (en los funerales a los que asisto siempre me pregunto por que razón quienes vivieron toda su vida en galego tienen que morirse en castellano)... ¡en la vida!

No. En Galicia no tenemos el derecho de elegir. No, aún.
Os dejo el Manifiesto en castellano porque nosotros SI somos bilingues.

Este año pasé parte del verano en Girona. Allí comprobé QUE es eso de la normalización.
Prometo contaros documentadamente lo que suceda el domingo.

5 comentarios:

olga dijo...

Un erro só achacable á miña torpeza fixo que rexeitara dous comentarios en lugar de publicalos.
Convido desde aquí ó Sr. Carlos Míguez, que era un dos asinantes, e a Ronsel a volvelos facer.
Grazas e perdón.

A profa dijo...

Moi ben explicadiño Olga. Parabéns. Vémonos entre a multitude.

Chousa da Alcandra dijo...

Moi ben falado/escrito!.
So engadir que, co corazón ainda quente da ledicia hoxe vivida en Compostela, deuse unha lección maxistral -pola forma e polo fondo-.
Non poden obviar esta realidade. Eles terán o poder; pero nós...temos razón!.

Unha aperta dun prolingüeiro

charo dijo...

Eu tamén quero comentar, non me rexeites, Olga, que quero dicir que onte foi unha xornada de ledicia. Por fin! Ata rapaces e rapazas do meu centro, pero que ben!

Marina dijo...

Totalmente de acordo contigo Olga, como sempre poñendo os puntos sobre as ies.